¡MENOS REVERENCIA Y MÁS JUEGO!

¡MENOS REVERENCIA Y MÁS JUEGO!

Entonces me encontré con ¡Bravo, Rosina!, la entretenida historia de una niña que descubre entre los objetos de su abuelo una máquina sorprendente de la que brota música. Al escucharla, Rosina queda cautivada por el mundo de la ópera, tanto así que se anima a probar suerte como intérprete y resulta bastante buena. Lo que más me gusta del libro es su final atípico. Porque en estos tiempos modernos en los que se ha puesto tan de moda la aparición de niños prodigio que se toman sus talentos muy en serio, y que de adultos se convierten en celebridades, festejo que Rosina, la niña de la historia, aun teniendo una gran condición para cantar, haya decidido dedicarse a otra cosa de grande.

Fue justo cuando pensaba en cuánto tienen en común la música y el juego que hallé El blues de los gatos, que además de recreativo es una buena opción para acercar a los más pequeños a la poesía. Se compone de un delicioso juego de palabras que produce textos musicales. Cito la contraportada para darles una probadita: Los gatos de nuestra historia / van buscando por doquier /un lugar en Barcelona / para dormir y comer.

Y ya entrados en el tópico de los juegos, pienso en números y en que estos pueden ser una manera divertida de saltar al otro tema: La moda. Sonará extravagante, pero la moda es un fenómeno que el Diccionario Ilustrado de Matemáticas explica muy bien: se le llama Moda al número que aparece más a menudo en un conjunto de números. Por ejemplo, en {6, 3, 9, 6, 6, 5, 9, 3} la Moda es 6.

En una interpretación libre, como esta que hago ahora mismo, el 6 representa a esa persona o grupo de individuos que vive acorde al uso o costumbre que está en boga, el cual es fácil de identificar en aspectos visibles como la ropa, los comportamientos y las creencias. Entendido esto y retomando el ejemplo de los números de más arriba, digamos que si alguien es un 9 o un 3, se rige conforme a la moda, pero sumándole o restándole algún elemento a lo sugerido por la tendencia.

Pero ¿qué pasa cuando alguien es un 5? Pasa que hay libros como Harta del rosa, que llegan para recordarle a ese 5 que en este mundo inundado de modas existen otros 5 aparte de él. Y quiero dejar en claro que ser un 5 no significa llevarle la contra al resto, sino abogar por alternativas distintas. Como hacen los protagonistas de este libro, desprovisto de sexismo coloreado y con cabida para cualquier número: "quienquiera" puede jugar con dinosaurios y muñecas, pintar flores, trepar a un árbol o vestir de negro y calaveras… Yo confieso que disfruté muchísimo el momento en el que la niña de la historia levanta la voz y dice: “(…) soy una niña hecha y derecha, aunque no me guste el rosa. No me importa… ¡No es obligatorio!” +

Por Karen Chacek. Guionista y escritora. Nació en D.F. un sábado de junio. Se acompañó en la infancia de cómics, series de TV y libros de fábulas.

Imagen: Ilustración del libro, Harta del rosa de editorial SM.